“Akiyoshido” la cueva de piedra caliza más grande en Japón

Horario: 8:30am – 4:30pm
Precio: 1200 yenes
Parqueo: 500 yenes
Patrimonio de la humanidad: No

¿Pueden entrar los perros?
Si se permiten, pero la regla es que no pueden caminar adentro de la cueva. Puedes cargarlo en tus brazos o adentro de una bolsa. No cobran extra por dejarlos entrar.

¿Por qué venir aquí?
Cada vez que oigo decir “lo mas grande de Japón” o “numero uno en Japón” o cualquier frase asi que promete ser algo único me dan ganas de ir a verlo. jaja
Por eso era necesario venir a ver lo que se conoce como la cueva de piedra caliza mas grande en Japón.  El nombre es Akiyoshido (秋芳洞) y tienen 19 km de largo, aunque solo 1km está abierto al público. 


No solo eso, pero también cerca de las cuevas esta otro lugar llamado Akiyoshidai (秋吉台) que promete ser el terreno de Kárstico más grande de Japón. ¿Qué es un terreno kárstico? Yo tampoco sabia por eso le pregunte a Google y esto es lo que me respondió:
“Se conoce a una forma de relieve originada por meteorización química de determinadas rocas como la caliza, dolomía, yeso etc., compuestas por minerales solubles en agua.” 
Entrar a Akiyoshidai es gratis, y esta abierto las 24 horas.

Diario
Akiyoshido y Akiyoshidai se encuentran en un pueblo pequeño y tranquilo en la prefectura de Yamaguchi. 
Si ya has viajado mucho en Japón sabes que todos los lugares turísticos aquí tienen una callecita con tiendas vendiendo las mismas cosas que esperas en cualquier lugar, helados soft cream, crepas, y artículos decorativos típicos de Japón. Las mismas cosas siempre jaja.
Aquí además de lo típico también venden piedras de la cueva para cambiar un poquito la escena. Y hay otra tienda que era única.
Era la tienda de un señor que vendía sus propios dibujos y unos grillos hechos de monte que el mismo fabrica. Pero hay que tener cuidado por que el es un buen vendedor, con la magia de sus palabras te convence en comprar sus productos, pero de una manera tan agradable que no te das cuenta de lo mucho que gastaste jaja. Yo le compre un dibujo, y mi mama le compro 3 dibujos, que por cierto cuestan 1000 yenes cada uno.
Pero bueno según el estamos invirtiendo porque cuando el se vuelva famoso como pintor estos dibujos supuestamente van a ser muy valiosos y caros. Así que en tu visita tienes que invertir también, y no hay por qué preocuparse el señor te hablara en japonés, inglés, español o cualquier idioma que sepa para convencerte. 

Después de invertir en nuestro futuro por fin llegamos a la entrada de la cueva. Que belleza de entrada con agua azul alrededor.

Aunque hay algunas luces para iluminar la cueva aun es algo oscuro, especialmente es oscuro para tomar fotos. Si tienes una cámara DSLR recomiendo llevar un trípode para montarla.

El lugar más impresionante en toda la cueva se llama “Hyakumaisara” (百枚皿) que traducido significa “100 platos” y le llaman así porque resembla 100 platos montados uno encima del otro. Es increíble lo artística que es la naturaleza.

También es bonito como las paredes de la cueva se reflejan en el agua como si fuera un espejo.

Y mi lugar favorito “María kannon (マリア観音)” o la virgen de María, simplemente me emocione por que yo también me llamo María. Jeje

Ver toda la cueva no toma mucho tiempo, talvez unos 20 a 30 minutos.

Después de ver la cueva nos dirigimos a Akiyoshidai, esta un poco lejos de la cueva así que es más fácil ir en carro. 

Les creo cuando dicen que es el terreno kárstico más grande de Japón. Lo único que se veía hasta donde alcanzaban los ojos en el horizonte eran rocas blancas y monte. Era algo que no había visto antes. Pero soplaba mucho viento y hacia frio. 

Y así fue otro día más de diversión en nuestro viaje. Si alguna vez me queje por nuestro viaje en camper van lo retracto por que es lo mejor. Podemos ser libres e ir a donde nos de la gana en cualquier momento y si nos cansamos nuestro carro también es nuestra casa y lugar de descanso. Podemos viajar y descansar en cualquier parte. Y lo mejor de todo es que de esta manera Whiskey también puede viajar con nosotros sin mucha complicación. 
Después de Yamaguchi nos dirigimos a Kyuushu, la parte sur de Japón. Cruzamos el puente Kanmon (関門橋) que es el puente que conecta la prefectura de Yamaguchi con Fukuoka y por primera vez para nosotros llegamos a Kyuushu. ¡Que emoción! 
Para celebrar comimos ramen en Fukuoka, aunque no era el famoso Hakata ramen…pero estaba rico. 

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world