Cosas que no sabia de las Islas Cook

Mi año viviendo en Nueva Zelanda se acabo y para celebrarlo fui a un país muy conectado con NZ. Es un país llamado Cook Islands. Elegí este lugar porque es especial, para venir aquí solo hay vuelos desde 2 países Nueva Zelanda o Australia. Y después de vivir en Auckland por un año se me antojaba ir a un lugar caliente y con playas bonitas.
Una vez que llegué a la isla principal Rarotonga encontré ciertas cosas que me parecieron curiosas.

  •  Zona horaria diferente

Aunque las Islas Cook están a solo 4 horas por avión desde Auckland, gracias a que están en una zona horaria diferente están un día atrás de Nueva Zelanda. Ten cuidado cuando hagas reservaciones para hoteles y asegúrate de revisar la fecha en la que llegues a las islas Cook.

  • Es caliente y húmedo

Yo esperaba que fuera caliente, pero no esperaba este alto nivel de humedad. En cuanto aterrizo el avión sentí una ola de calor y humedad que inmediatamente me hicieron sentir perezosa y pegajosa.

  • Tienen una temporada de lluvia

Fue mi error asumir que una isla tropical significaba solamente días de sol y playa. Pero la cosa no es así, si hubiera investigado bien hubiera sabido que tienen una temporada de lluvia. Y yo vine justo en medio de esta temporada. Si tú quieres venir a las islas Cook trata de evitar los meses de noviembre hasta abril porque esta es la temporada de lluvia y huracanes. 
Esto considerado tuve suerte de que 2 de los 5 días en la isla estuvieron soleados. Pero aun en temporada de lluvia el clima es caliente.

  • Es chiquito

La isla principal, Rarotonga apenas tiene 32 km alrededor de la isla, es tan pequeño que se puede recorrer toda la isla en bicicleta en apenas un día. 
  

  • La vida lenta

Viviendo en Japón por tantos años estoy acostumbrada a que la gente este apurada todo el tiempo, pero aquí en esta isla todo es tan relajado. Las tiendas abren tarde y cierran temprano. La gente va a nadar cuando quiere y ni siquiera se cambian a trajes de baño, se meten así con ropa normal.  

  • Los perros son muy amigables

En todas partes de la isla hay perros y todos son tan amigables. Cuando estaba nadando en el mar unos varios perros nadaban hacia mi para jugar. Y cuando estaba en la clase de sup yoga, (un tipo de yoga que se practica en el mar en tablas que parecen de surf) un perro nado desde la playa hasta adonde estábamos y se reunió a nuestra clase de yoga en el mar. 

  • Un árbol de aguacates detrás de mi cuarto en el hostal

Me encantan los aguacates, pero en NZ a 4 dólares cada uno, eran tan caros que casi nunca los compraba. Que sorpresa cuando estaba en mi cuarto y vi gente recogiendo aguacates que se caían del árbol y me regalaron 2 gigantes aguacates. 

  • El aeropuerto solo abre cuando hay vuelos

Solía pensar que todos los aeropuertos internacionales estaban abiertos las 24 horas, 365 días a la semana, pero aquí el aeropuerto parecía pueblo fantasma cuando no hay vuelos.

  • Es mas caro de lo que esperaba

Yo pensé que las Islas Cook iban a ser baratas como Bali. Pero estaba equivocada, es casi más caro que NZ.

  • Es mas seguro de lo que pensé

Tal vez porque los precios no son tan baratos, las Islas Cook atraen a turistas y viajeros con un poco mas de dinero. Vi muchas familias con niños pequeños y parejas que estaban ya en edad madura. La gente local también es muy amable y honesta. 
A mi se me olvido mi billetera con dinero en efectivo, mi tarjeta de crédito, y licencia de carro en una oficina de correos. Cuando fui a buscarla me la devolvieron con todo adentro. Que susto pero que honesta es la gente.

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world