Isla Waiheke

Quería escribir acerca de como es esta isla y lugares que vi bla bla.

Desafortunadamente en esta ocasión no pude disfrutar la visita a mi manera. Por que? 
Porque no estaba sola, esta vez vine con un amigo que conocí hace unos días y ya que eran sus últimos días en Nueva Zelandia se invito a ir conmigo a Waiheke. Por privacidad solo le llamare T.

Hoy mas que nunca me di cuenta de que disfruto mas de un viaje cuando voy yo sola. Especialmente si mi compañía tiene un estilo de disfrutar un viaje muy diferente al mío.
A mi me gusta mas caminar por los caminos con más naturaleza. Caminos entre bosques y al lado del mar, pero muchas veces especialmente aquí en NZ los caminos así se ven un poco mas "salvajes".
T era un poco miedoso y cada vez que había la opción entre ir por una acera al lado de la calle principal o por ir entre el bosque. Cada vez elegía la acera porque era mas "seguro"
Pero a mi no me parecía necesariamente el camino mas "seguro" si no que diría que era el camino mas "aburrido"
No paisajes, no vistas del mar. Nada mas que concreto y carros. Si quisiera caminar por calles así me hubiera quedado en la ciudad...
pero bueno.

Claro que después de un buen rato de solo caminar por aceras todo se hizo muy monótono y aburrido para ambos. El aburrimiento se convirtió en cansancio y después de poco decidimos usar el bus público para ir de playa a playa.


Claro que el bus nos llevaba rápido de una playa a la otra. Y como era en la misma isla claro que todas las playas eran parecidas...creo que la belleza de ver un cualquier paisaje no es solo en ver el lugar,  si no que en el esfuerzo de haber llegado hasta ese lugar. Si no hay esfuerzo es solo como ver una foto. Y todas las fotos de playas se ven iguales, agua y arena.

Ya que en ir en bus no era ningún esfuerzo  hasta ver las playas se nos hizo aburrido muy pronto.
Y hubo una ocasión en especial en la que realmente deseaba que T no hubiera estado allí. 
Cuando encontré una playa medio escondida. Para llegar allí se tenia que caminar por unas piedras y aunque te deslizaras y cayeras lo peor que iba pasar era mojarte los zapatos. Pero T decidió que era muy peligroso para el así que fui yo sola.
Al llegar era casi como una media cueva con una playa en frente. Un lugar muy bonito y privado. El lugar perfecto para descansar un rato. Estirar mi toalla de playa y tal vez tomar una siesta.
Pero no....
No podia dejar a T esperando por mucho...
Adios mi playa privada! 

En un panfleto vi que en la isla habían unas rocas así


Pero no pude ir porque quedaban en la parte Este de la isla, a 25 Km desde el Ferry. Claro a T le pareció muy lejos para ir a ver unas piedras con dibujos...
Así que solo fuimos de vuelta al pueblo para el almuerzo y luego al ferry de vuelta a Auckland. 
Llegamos a Auckland y no eran ni siquiera las 2pm.

Pero no es que solo me estoy quejando de el pobre T. Era una buena persona solo que teníamos estilos diferentes de disfrutar un viaje pero gracias a su compañia pude entrar a un restaurante fancy al que no iría yo sola.

 
 

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world