Vagabundos falsos

La moda es libertad.
Y en Nueva Zelandia es mucha libertad. A veces no puedo diferenciar entre un vagabundo real y una persona que solo viste como uno.

Mucha gente camina por las calles con ropa que parece que ha sobrevivido una bomba atómica, pelo pegajoso y desarreglado, y lo peor caminan descalzos.
Solo con pensarlo me dan escalofríos de asco, como pueden caminar por las calles de una ciudad sin zapatos! Que no saben que la gente escupe en las calles? o que los borrachos vomitan en las calles!? o
que las calles son baños para los perros!?
Tal vez solo soy yo que le tengo asco a todo...

Pero esa es su moda. 
Por eso a veces me cuesta distinguir de un vagabundo real o alguien de la alta moda.

Había una vez...
Una yo que estaba caminando en un parque en el centro de Auckland, el parque estaba completo con todo y juegos para los niños, columpios, sube y bajas bla bla
Solo pasaba por el parque de los niños cuando vi a un vagabundo, con ropa vieja, pelo y barba salvaje, descalzo y para mi era sin duda alguien sin casa y sin nada. Y el estaba allí parado simplemente viendo a
los niños con ojos de águila acechando a su presa. No les quitaba la vista ni para parpadear.

Oh no! Que tal que el esta planeando robarse los juguetes que tienen los niños!? (ambos tenían patinetas eléctricas) o peor,
secuestro? asesinato? Aaaah!!!
Estaba en medio de pensar cual era el protocolo apropiado para estas ocasiones cuando de repente los niños salieron del parque corriendo en dirección del vago y gritando, Papá! Papá!!

Oops

Lección aprendida
no hay que juzgar a un libro vago por su cubierta....
  

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world