Un verano en Karuizawa

Despues de hacer un working holiday en Nueva Zelanda queria ir a España y queria ir lo mas pronto posible, desafortunadamente para aplicar para una visa de working holiday en España existe una regla que para mi no tiene ningun sentido. Aparentemente hay que vivir en Japon por al menos 3 meses para ser elegible para esa visa.

Por esa razon tuve que volver a Japon para quedarme 3 meses aqui. Pero 3 meses...es demasiado largo tiempo como para no trabajar y es demasiado corto para encontrar un buen trabajo. Es casi imposible que un trabajo normal contrate a alguien que solo puede trabajar por un tiempo tan corto, al menos ninguno de los trabajos en los que yo estaba interesada aceptaban esa limitacion y por eso buscar trabajo fue una pesadilla. Aplique a varios trabajos y fui a algunas entrevistas pero nada. Ya estaba harta y apunto de rendirme cuando de repente me acorde de una amiga que hace mucho tiempo me habia contado que en los veranos ella trabajaba en un lugar llamado Karuizawa.

Karuizawa es una area montañosa en Japon, gracias a su altitud y los bosques alrededor es un area que se mantiene fresco aun en los calores desesperantes del verano japones y por eso es que aunque no tiene playas es considerado como un paraiso de verano. Tambien es un lugar donde la gente de dinero compra casas de verano.

Un trabajo en esa area seria perfecto para mi porque coincidentalmente los 3 meses que tenia que pasar en Japon eran justo en el verano. Sin esperar mucho contacte a mi amiga que por sierto aunque ella es japonesa vive en Europa por lo cual casi siempre cuando le envio un mensaje tarda mucho tiempo en responderme por la diferencia del tiempo y todo eso, sin embargo en ese dia ella me respondio inmediatamente y mas que eso, tambien contacto a su jefe en Karuizawa para contarle acerca de mi. Y el jefe en Karuizawa tambien contesto inmediatamente diciendo que lo llamara para hablar de los detalles, la verdad es que todo fue muy repentino e inesperado pero aun asi lo llame alli mismo y en una conversacion de telefono que no duro mas de 5 minutos ya tenia un trabajo. En esa conversacion de telefono mi nuevo jefe no me pregunto nada acerca de mi experiencia, ni siquiera las preguntas normales en cualquier entrevista de trabajo pero aun asi me contrato. Era increible pero 2 dias despues me mude para Karuizawa y empeze mi verano trabajando como terapista de masajes en hoteles y casas.

Ir a Karuizawa no estaba en mis planes y cuando le envie el mensaje a mi amiga la verdad es que era mas como un impulso y no esperaba en serio conseguir el trabajo, pero todo fue tan facil y se movio tan rapido que parecia que era el destino. El verano del 2018 tendria que ser en Karuizawa.

El dia en el que me mude a Karuizawa era un dia lluvioso y frio. Aun no tenia un carro asi que mi nuevo jefe me recogio en la estacion de tren y fuimos directamente al dormitiorio en donde todos los terapistas rentaban un cuarto. Mi cuarto era grande y bonito con su estilo japones pero ese dia se sentia frio, oscuro y solitario. Me arrepenti de haber hecho esta decision tan repentina de venir a Karuizawa, despues de todo yo solo tenia 3 meses en Japon que podria pasar con mi familia con mi cachorrita Whiskey...pero no, tenia que venir lejos a vivir yo sola en este cuarto tan obscuro, queria llorar del arrepentimiento pero esa noche mi jefe me invito a cenar con su familia. Comer con gente que acabas de conocer es algo incomodo pero eran tan amables y amigables conmigo que no se sentia tan raro y me hicieron sentir muy bienvenida.

Como dije antes Karuizawa es un lugar para vacacionar en el verano y por eso la temporada mas ocupada es desde mediados de Julio hasta mediados de Septiembre. Yo llegue en Mayo, un poco temprano asi que el primer mes fue muy lento. Casi no habia trabajo, yo esperaba en la clinica casi 12 horas y aun asi solo hacia 2 clientes si tenia suerte. Era lo peor, segun yo habia venido a Karuizawa aguantando la soledad para ganar dinero y resulta que no habia dinero, es mas dudaba si lo que ganara fuera suficiente para pagar el cuarto en el dormitorio y el carro que estaba rentando. Ademas que esperar horas y horas por clientes que nunca venian era desesperantemente aburrido, todos los dias queria renunciar y volver a casa pero al mismo tiempo no queria desepcionar a mi nuevo jefe y mas que nada desepcionar a mi amiga que me habia recomendado para este trabajo y solo por eso decidi darle un poco mas de tiempo.

El mes de Junio aun era un poco lento y sin muchos clientes pero empeze a disfrutar de otras cosas en vez de obsecionarme tanto con el trabajo. Con amigas del trabajo salia a pasear, ibamos a Kusatsu, un lugar famoso por sus aguas termales, tambien ibamos a almuerzos en diferentes restaurantes en Karuizawa, y a veces nos quedabamos en el dormitorio y practicabamos masajes, tratamientos de Reiki y compartiamos nuestras diversas experiencias en diferentes terapias. Tambien empeze a matar el tiempo con practicas de yoga mas intensas, escribia en mi blog mas seguido, hacia planes para mis viajes futuros, y lei varios libros en mi lista para no desperdiciar el tiempo entre masajes. Era un trabajo muy flexible, yo no pensaba que habia algo tan flexible en Japon pero aqui podiamos esperar en cualquier lugar hasta que nos llamaran para un masaje, y como no habia wi-fi ni en el dormitorio ni en la clinica yo pasaba muchas horas en la biblioteca publica o en la cafeteria del supermercado Delicia donde habia aire acondicionado y wi-fi rapido.

Muchas veces la esposa del jefe declaraba que era “girls day”, tomabamos la mañana libre y nos llevaba a pequeñas excursiones, a las aguas termales de Kusatsu y Manza. Una vez hasta nos llevo a subir una montaña, caminamos por 5 horas y el paisaje en la cima fue hermoso, se podia ver el volcan Asama justo en frente.

La vida en el dormitorio tambien estaba llena de emocion, una noche volvi del trabajo a mi cuarto y encontre un raton gigante corriendo por mi cuarto, fue panico total. Tambien habia una ocasion en la cual uno de los que vivian en el dormitorio estaba cocinando una olla gigante de una comida que apestaba a vomito y leche podrida y que el olor inundo todo el dormitorio. Y los miles de insectos que vivian en ese lugar, y que se congregaban el las duchas. Era una casa vieja con muchos defectos pero aun asi fue algo divertido pasar el verano alli.

Hasta ahora yo siempre habia trabajado como acupunturista y masajista en clinicas, este trabajo en Karuizawa fue mi primera vez haciendo masajes a domicilio y me parecio muy interesante ir a cuartos de hotel y casas de vacaciones de los ricos para hacer masajes y ver por un ratito como vive otra gente. Tambien conoci muchos hoteles en Karuizawa y por eso ahora se cuales tienen los los mejores cuartos. Aunque Karuizawa es muy caro y por eso talvez solo pueda quedarme en esos hoteles cuando sea rica pues me gustaria quedarme en Cypress Hotel, Tokyu Harvest Hotel y Regina Hotel que me parece que son los 3 mas bonitos.

Los clientes aqui en Karuizawa eran gente con dinero y muchos ofrecian conversaciones muy interesantes pero tambien mis compañeros de trabajo eran gente interesante (rara pero interesante) muchos de ellos son viajeros y viajeras que trabajan en Karuizawa el verano y con el dinero que ahorran viajan a otros paises. Eran hippies que me sobrepasaban en rareza pero eran gente interesante.

Aunque al principio no tenia muchas ganas de verir a Karuizawa estoy muy alegre de que lo hice. Fue una experiencia nueva y era casi como trabajar independientemente asi que ahora me dieron ganas de tratar de trabajar por mi misma, ser mi propia jefa.

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world