Yoga en una tabla flotadora

No puedo creer los deportes que se inventa la gente. ¿A quien se le ocurriría hacer yoga en una tabla de SUP? SUP significa stand-up paddle (remar parado) en inglés, es un deporte en donde una persona se para en una tabla parecida a las tablas de surf, pero con un remo. 
Entonces SUP yoga es hacer yoga, pero en vez de la típica colchoneta de yoga se usa una de esas tablas de SUP y se practica flotando en el agua. Yo sabía que existía el stand-up paddle y por supuesto que sabia acerca de yoga ¿pero combinar estas 2 actividades tan diferentes? Ni me lo imaginaba. La primera vez que entré en contacto con este deporte fue durante un viaje a las islas Cook y al ver que tal estilo de yoga existía pensé que era imposible. 
Pero tenia mucha curiosidad y tenía que intentarlo.
Mi amiga y yo participamos en una clase de SUP yoga de 90 minutos y para todos los niveles. Casi todos en la clase eran principiantes como yo, y por eso en la clase tenían las mejores tablas de stand up paddle para principiantes, son tablas mas anchas para mantener el balance fácilmente.
La primera media hora de la clase estaba dedicada a enseñarnos a paddle board, como pararnos en la tabla y como remar. Realmente es fácil de aprender, pero si requiere fuerza y concentración para remar y al mismo tiempo mantener el balance. Después de 15 minutos remando llegamos a una parte de la playa en donde no había muchas olas y era poco profundo, allí por fin comenzamos nuestra clase de SUP yoga.
Ya que era una clase para todos los niveles las posturas de yoga eran básicas y fáciles, pero allí paradas en una tabla flotadora que se movía en el agua hasta las posturas más fáciles eran retadoras. Incluso la postura de guerrero que normalmente en tierra firme para mi es super sencilla se volvió todo un obstáculo y requería mucha fuerza y balance. 
Yo no quería caer en el agua, porque en muchas playas en las islas Cook hay pepinos del mar, no se si alguna vez han visto uno de esos animales en vivo, pero son horriblemente asquerosos, como gusanos negro gigantes. No quería caer al agua y accidentalmente tocar uno de esos monstruos. 

Al final de la clase la instructora de SUP yoga nos dio tiempo libre y podíamos intentar de hacer cualquier postura que quisiéramos y ella nos tomaba fotos para recuerdo.  Para la foto me arriesgue con una postura de camello y una postura de la vela.

Digo esto con un poco de orgullo, pero allí en mi primera clase de SUP yoga termine seca y feliz. 
Despues de probar este nuevo estilo de yoga me parece que tiene muchos beneficios pero la única desventaja es que ya que se necesita una tabla de SUP y algún tipo de espacio con agua suficiente es menos accesible comparado con la yoga normal.

Beneficios de SUP yoga

Fuerza: Para mantener el balance se requiere mucha fuerza de núcleo, incluso posturas que son fáciles en tierra firme requieren que utilices nuevos músculos encima del agua. 
Mejora el sentido de balance: Te prueba el sentido del balance hasta el límite.
Concentración, conciencia y enfoque: Con cada postura se necesita pensar como ajustar el cuerpo para mantener el balance y movimientos para lograr la postura deseada. 
Relajación completa: Hay algo que es muy relajante en practicar yoga encima del agua.
Tres ejercicios en uno: Practicas stand-up paddle, yoga, y posiblemente hasta natación. 
Diversión: No solo es bueno como ejercicio, pero también es una actividad que es muy divertida y perfecta para probarla durante alguna vacación. 

Hasta ahora solo he tenido el placer de hacer SUP yoga una vez mientras estaba en las islas Cook pero me gustaría seguir la práctica, especialmente ahora que he avanzado un poco más en mi practica y puedo hacer posturas nuevas. Pero como dije la desventaja es que SUP yoga no es tan accesible. 

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world