Por qué odio trabajar en Japón 

¿Saben cuál es la conversación más común que tengo con japoneses viviendo o viajando fuera de Japón?
Es una conversación acerca de cuanto tememos el día en que tengamos que volver a Japón…
Y no es porque odiamos el país, al contrario, hay mucho que extrañamos en Japón. Pero lo que tememos es TRABAJAR en Japón.
Ya sé que Japón es un país muy bonito, lleno de muchas cosas interesantes que hacer, comida deliciosa, gente super amable, la mejor atención para clientes, y tiene muchos productos que son de la mejor calidad del mundo. Japón es el cielo para los consumidores, pero un infierno para los trabajadores.
Todas las compañías hacen un tremendo esfuerzo para hacer a sus clientes sentirse especiales y felices de volver una y otra vez. En Japón el dicho no es “el cliente siempre esta en lo correcto” si no mas bien, “el cliente es un dios”, y lo peor del caso es que el cliente lo sabe.
Obviamente, esta actitud hace muy difícil el trabajar en la industria de servicios. Bueno, la verdad es que en cualquier industria en Japón. Como todo en el mundo esta mentalidad tiene un lado positivo y un lado negativo, pero como este blog es acerca de por que no me gusta trabajar en Japón aquí solo voy a escribir acerca de lo negativo.

8 cosas que odio de trabajar en Japón.


1.    Las largas horas de trabajo


Tiendas de conveniencia abiertas las 24-horas, tiendas de ropa abiertas hasta las 10 de la noche, restaurantes que permanecen abiertos tan tarde que solo a Drácula se le ocurriría ir a comer allí. “Horas de oficina” supuestamente terminan a las 5pm pero si quieres demostrar que eres un buen trabajador tienes que quedarte hasta las 10pm…y luego atender a los “nomikai” e ir a bares con tus compañeros de trabajo. 
Un “buen” trabajador supuestamente tiende que querer trabajar hasta tarde porque asi es como cumple su propósito de vivir.

2.    Lo meticulosos que son los japoneses. 


Es una cosa prestarles atención a los detalles, pero muchos japoneses son tan obsesionados con pequeños detalles hasta el punto de parecer neuróticos y eso puede ser muy estresante para alguien como yo.

3.    Reverencias, muchas y muchas reverencias.


Me parece que el japonés que invento las reverencias tenía un tic en el cuerpo que le hacía parecer que estaba saludando cada 2 segundos y luego todos los japoneses que le siguieron la onda nunca se dieron cuenta.

4.    Las reglas no se pueden cambiar. Nunca se pueden cambiar.


Ni te atrevas a mencionar probar hacer algo de una manera nueva que posiblemente sea mas eficiente para hacer tu trabajo. No. Nunca, si funciona para otras personas tiene que funcionar para ti. 
Tonta fui yo pensando que con tal hiciera mi trabajo correctamente los métodos que utilizara no importaban.

5.    Siempre hay que pretender estar trabajando, aun cuando no hay nada que hacer.


Cuando fui a Australia/Nueva Zelanda me sorprendió ver que los trabajadores estaban en sus celulares o relajándose con sus compañeros de trabajo si no tienen clientes que atender. Uy no, si estuvieran en Japón ya estarían despedidos.
En Japón, si terminas tu trabajo rápido y ya no tienes mas que hacer estas en un infierno especial porque tienes que buscar algo que hacer, aunque tengas que inventarte algo. ¿!qué!? ¿Terminaste ese de escribir ese documento en menos de media hora? Bórralo y hazlo de nuevo, pero esta vez tárdate 12horas y pretende estar muy estresado. 

6.    Tienes que ser psíquico y adivinar lo que tus clientes quieren antes de que te lo digan.


En Australia/Nueva Zelanda puedo esperar por horas y el mesero talvez nunca me ofrecería agua si no se lo pido. Pero allá en Japón, no te puedes llamar mesero si no llenas los vasos de agua antes de que te lo pidan. Es mas tienes que saber cuando un cliente esta listo para ordenar antes de que te llamen.

7.    Ir a bares con tus compañeros de trabajo para los legendarios “Nomikai”


Pasar 12 horas al día con tus compañeros de trabajo no es suficiente, si quieres demostrar que eres un buen trabajador y quieres ser parte del grupo tienes que ir a bares/karaoke y tomar con tus compañeros (nomikai). 
Y si que te hacen sentir culpable si se te ocurre decir que prefieres ir a casa a pasar tiempo con tu familia, o peor aún…descansar…. 

8.    Trabajar va antes que tu familia, y antes que cualquier otra cosa.


Una japonesa que conocí aquí en NZ me conto una historia que me pareció interesante, y lo que me pareció interesante fue como reaccioné yo al escuchar la historia. Aquí les va,
Ella estaba estudiando Ingles en las Filipinas y allí conoció un muchacho filipino que un día casualmente le conto que tenía que tomar el día libre del trabajo porque quería estar con su novia, pues ella estaba pasando por un momento difícil. La japonesa se sorprendió al escuchar que esa era su excusa para tomar el día libre porque eso en Japón seria inimaginable. Es más, con una excusa tan débil serias considerado un “mal humano”. 
El filipino se sorprendió de que la japonesa le dijera eso, y le explico que para los filipinos la familia y los amigos eran mas importantes que el trabajo.

Y para ser honesta, yo estoy tan acostumbrada a trabajar a modo japonés que al escuchar la historia de mi amiga mi primera reacción fue pensar lo increíblemente irresponsable que era ese filipino al abandonar su trabajo por una razón personal. 

Y esas son algunas de las razones por las que odio trabajar en Japón. 
Cuéntenme por favor, si hay algo que odian de trabajar en su país.

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world