Fotografía nocturna para principiantes

¿Ven esta hermosa fotografía de un árbol brillando en la oscuridad?

Las nubes moviéndose en el cielo, la luz de la luna iluminando solo a este árbol como si fuera el árbol más especial de la montaña, la noche oscura y negra. Ah, ¡Que poético! ¡Que artístico! ¡Que me cago del frio!
Antes de seguir la historia permítanme clarificar que yo no soy la que tomo esta foto, porque, aunque la cámara me pertenece a mi yo no puedo usarla para nada. Sin embargo, mientras disfrutábamos de una caminata nocturna por el Monte Victoria yo vi este árbol así tan esplendorosamente alumbrado por la luna, me pareció hermoso (también un poco fantasmal) y le traté de tomar una foto. 
Falle miserablemente…y esta fue mi obra de arte

Les juro que si ven con ojos chinitos esta alli...

Así que le pedí a mi amigo, quien sabe usar mi cámara mejor que yo, que por favor tomara una foto de ese árbol, exactamente como lo veía el ojo.
Déjenme contarles que tomar una foto nocturna es muy difícil para un par de principiantes, y pasamos las siguientes dos horas intentando tomar la foto perfecta.
Primero pasamos un mucho tiempo enfocando la cámara, o sea que yo tenía que caminar lo más cerca que podía al árbol e iluminarme con luz para que así mi amigo pudiera enfocar la cámara en mí. Tenía que caminar en la oscuridad solo con la iluminación de mi celular para guiar mis pasos, y luego tenía que quedarme parada así por un buen rato...

Finalmente, cuando la cámara ya estaba enfocada, mi amigo tenía ahora que probar con diferentes ajustes para tomar la foto que estuviera lo más cerca posible a lo que veíamos en vivo y en directo.
Cambiaba el ISO, la apertura, la velocidad, probaba con flash, sin flash, con lentes diferentes…

Ya con la primera hora de eso yo ya estaba aburrida y a punto de morir congelada. Esta toma de fotos estaba localizada en Wellington, una ciudad fría y con mucho viento. Y en una noche fría en la cima de una montaña sin protección contra el viento….ya no podía sentir mis manos o mi cara de tanto frio! 
Pero fui YO la que le había pedido la foto… no le podía decir que se apurara, especialmente con lo divertido que parecía que se la estaba pasando…
¡Pero ya al pasar las 2 horas dije ya no aguanto mas! Y le dije que nos fuéramos de allí.
Bueno, pero según yo, creo que tomo unas fotos muy buenas. A mí me encantan.
¿Qué piensan ustedes? ¡Dejen su opinión en los comentarios!

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world