Snorkel en la Gran barrera de corral

No me gusta mucho nadar en el mar y los peces vivos me dan miedo, pero desde la primera vez que fui a Australia una de mis metas era ver la famosa barrera de coral en Cairns. 2 años después por fin tuve la oportunidad de ir.
Hay muchas opciones de toures que te llevan a ver la barrera de corral y con tantas opciones se me hizo muy difícil elegir, por suerte el hostal que reserve me envió un e-mail unos días antes de mi viaje a Cairns y me ofreció un tour con descuento. Gracias YHA.
Elegí un tour con una compañía llamada “Quicksilver Silverswift” que además del tour incluía una renta de cámara resistente al agua. El tour comenzaba a las 8am y terminaba a las 5:30pm, nos llevaban a 3 diferentes sitos para buzar y incluía un almuerzo bufet.

Desde el principio los organizadores de este tour fueron muy amables y cuando mi vuelo a Cairns se retrasó por varias horas y no pude llegar a tiempo para recoger mi cámara, pero cuando por fin llegué al hostal tarde en la noche el encargado de las cámaras vino solo a entregarme la cámara. ¡Desde el principio fue un servicio excelente!

En el barco los guías del tour también eran super amables conmigo, bueno, quizás era porque yo era la única “japonesa” en el barco ese día y habían 3 guías Japoneses abordo. Todos ellos eran tan atentos que no sentí para nada como si estuviera viajando sola.

Para mi snorkelling fue super divertido gracias a la cámara que alquile. Intente por primera vez tomar fotografías bajo el agua (más difícil de lo que me imagine). Y uno de los guías del tour me enseño un poco de como tomar fotos bajo el agua, aparentemente entre mas hondo la foto sale mas azul, y entre mas cerca de la superficie mas colores salen en la foto.
La foto en la izquierda es de un lugar menos profundo. La foto en la derecha es de un lugar más profundo.

También me divertía tomándole fotos a las burbujas que los buceadores echaban.

La gran barrera de corales fue increíblemente hermosa, habían muchos peces tan coloridos que parecían falsos fabricados especialmente para atraer turistas. El coral también era tan colorido y existían varios tamaños y formas. Fue una experiencia única. La verdad es que tenia mucho miedo de los peces pero al mismo tiempo no podía dejar de nadar y nadar tratando de tomarle fotos a todo, y verlo todo…incluso deseaba ver a un tiburón…
Esta fue una conversación con uno de los guías.
Guía: ¿Viste el tiburón?
Yo: ¿Un tiburón? No lo vi…
Guía: Entonces tienes que nadar mas
Yo: Bueno si, pero no creo que quiero ver un tiburón
Guía: jajaja, pero es pequeño, más pequeño que tu
Yo: Ah, bueno entonces talvez lo vi, pero no lo reconocí
Guía: No, un tiburón es un tiburón, si ves uno lo vas a reconocer.

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world