Perth

Octubre, 2017

Mi primera impresión de Perth fue un poquito escalofriante.
Por si no lo saben Perth es una ciudad en el oeste de Australia, y por unas pequeñas vacaciones mi amiga y yo hicimos un viaje allí. 
Aterrizamos en Perth tarde y llegamos al hotel casi a media noche, ya que aun no habíamos comido la cena llegamos con hambre y el único restaurante abierto era un McDonalds ( aquí en Australia le llaman Maccas). 
Ordenamos hamburguesas para llevar y mientras esperábamos por nuestra comida un muchacho que lucía como una persona normal empezó a conversar con nosotras, y por no ser maleducadas claro que no lo ignoramos.
Pero cuando nuestra comida estaba lista nos despedimos de él y caminamos hasta nuestro hotel…
Y que da, él nos empezó a seguir….
Al principio pensé que era nada más una coincidencia y que a lo mejor vivía solo iba en la misma dirección que nosotras.
Pero se acercaba más y más, yo estaba tan incómoda con que nos estuviera siguiendo que le pedí que por favor dejara de seguirnos…y su respuesta fue

“¿Pueden darme un lugar caliente para dormir esta noche?” 
¡Qué asco!!!
Suerte que nuestro hotel estaba solo a unos 5 minutos caminando y a pesar de ser un raro era completamente inofensivo.

Pero eso fue el único incidente raro que tuvimos en Perth.
El resto fue todo buena y deliciosa diversión, como por ejemplo fuimos a un restaurante Venezolano llamado “Angel Falls Grill”, yo nunca había probado comida Venezolana antes pero estuvo muy rica! Yo pedí un steak, con yuca frita y arroz congrí (que es un arroz con frijoles negros y tocino). Y si vas en el lady’s day los cocteles están a $10 para las mujeres, y nosotras tuvimos suerte de llegar justo en ese día. 

El dia siguiente tuvimos un desayuno en un restaurante lujoso llamado “Petition” y con vergüenza admito que gaste más dinero solo en un desayuno que me permitiría gastar para una cena…Especialmente con pensar que gaste más de $20 en una simple tostada con huevos y papitas.

Para nuestra última cena en Perth a mí se me antojaba algo como una sopa picante, asi que la elección perfecta fue un plato de sopa “Soondubu” (una sopa coreana de tofu y mariscos) en un restaurante llamado “Arirang”. Perdón que la foto no es buena y no se ve muy apetitoso pero la verdad es que estaba super rica.

Y la comida no es ni siquiera la mejor parte de Perth, para mí lo mejor fue el transporte público. ¡Porque hay 4 buses que son el gato Azul, Rojo, Amarrillo y Verde que viajan por casi toda la ciudad de Perth y sus alrededores completamente ¡gratis! Y pasan a cada rato, más o menos uno en cada 10 minutos así que puedes ver más de la ciudad en menos tiempo y gratis.

Perth me pareció una ciudad muy bonita para venir de viaje. Me gustaba como era una mezcla de edificios con estilos ingleses y otras partes con edificios muy modernos.
También mucha comida deliciosa que probar, muchas tiendas para ir de compras y gente muy amigable (excepto por un asiático). 
Perth me pareció recordó de Wellington en Nueva Zelanda, pero con un mejor clima y por eso me gustó tanto.

Wanderlady

Multilingual acupuncturist travelling the world